¿El porro, asunto crónico o de crónicas?