Creadas 4.120 empresas en jurisdicción de la Cámara de Comercio de Cartagena

Cartagena de Indias, D. T. y C. 26 de octubre de 2020. Un total de 4.120 empresas fueron creadas en la jurisdicción de la Cámara de Comercio de Cartagena (CCC), en el periodo comprendido entre enero y agosto de 2020, según el informe técnico sobre dinámica empresarial, realizado por el Centro de Estudios Económicos y Empresariales (CEDEC) de la entidad cameral.

La anterior cifra representa un 38% menos de las empresas que fueron creadas en el mismo periodo del año 2019, cuando se registraron 6.672 nuevas unidades empresariales. Los activos aportados, entre personas naturales y jurídicas, fueron alrededor de $60 mil millones, mientras que el capital invertido por las nuevas sociedades fue de $30,4 mil millones.

Nancy Blanco Morante, directora de Servicios Registrales, Arbitraje y Conciliación, de la Cámara de Comercio de Cartagena, expresó que, a agosto de 2020, la mayor apertura de empresas se presentó durante los meses de enero y febrero, justo antes del inicio de la pandemia. Desde allí la caída fue superior al 50%, principalmente, durante el mes de abril, en el que solo se crearon 28 nuevas empresas, dato que fue 97% más bajo que los inscritos durante el mismo periodo de 2019. “Con la reactivación gradual de la economía, los indicadores se han recuperado en los 3 últimos meses, pero aún se mantienen inferiores al mismo período del año anterior”.

Agregó, que, al mes de agosto, no se registró creación de gran empresa, solo microempresas y una mediana empresa correspondiente a una constructora. En este momento, el tejido empresarial nuevo está compuesto, principalmente, por microempresarios de los sectores de comercio, alojamiento y servicios de comida e industria, los que representan el 64% del total de empresas nuevas. Para el caso de las apuestas productivas del departamento, se reflejó una caída del 50% en la creación de empresas turísticas, constituyéndose como la apuesta más afectada.

Liquidación de empresas

La directiva cameral explicó que las cifras de cierre empresarial registraron variaciones menores, de modo que, a pesar de observar establecimientos cerrados, las cifras de cancelación sólo empezaron a reflejar un aumento a partir del mes de junio, cuando se acercaba la fecha de renovación. La razón de ello obedece a que si se va a cancelar la matrícula y solo se debe el período actual de renovación, no es necesario pagarlo.

En el mes de julio, hubo un incremento en la cancelación de matrículas debido a la depuración del Registro Mercantil consagrada en la Ley 1727 de 2014, la cual debe realizarse después del plazo legal de renovación, que, este año, debido al Covid-19, se extendió hasta el 3 de julio.

En concreto, 5.201 empresas han sido canceladas en el Norte de Bolívar a corte de 31 de agosto de 2020, de las cuales se contabilizan 796 por solicitud de cancelación voluntaria de la matrícula por parte del comerciante y los 4.405 comerciantes restantes corresponden a aquellas personas naturales que no renovaron su matrícula mercantil en más de 5 años consecutivos, las cuales son canceladas en virtud de lo dispuesto en la Ley 1727. Estas cifras superaron a las reportadas en el periodo ordinario de 2019.

El número de empleados reportado por estas empresas al momento de cancelarse era de 39.690, este dato incluye el autoempleo o empleo perdido por cuenta del propietario del negocio. El monto de activos liquidados sobrepasó el billón de pesos, mientras que el capital liquidado por las sociedades ascendió a más de $205,8 mil millones, incrementando 7 veces el valor registrado en igual periodo del año anterior.

Para el caso de Cartagena, se liquidaron 4.416 empresas en el periodo enero-agosto, que equivale a un 5% más que en igual periodo de 2019, “Se prevé que las cifras se incrementen en los próximos meses, pero a un menor ritmo por efecto de las expectativas de reactivación económica y el acceso a los beneficios otorgados por el gobierno nacional”. El 98% de las empresas liquidadas en Cartagena fueron microempresarios, no obstante, hubo un mayor aumento en el cierre de medianas empresas, cuyo número pasó de 6 a 52 cancelaciones. Así mismo, se liquidaron 4 grandes empresas, una distribuidora farmacéutica y dos constructoras que tenían más de 15 años de existencia.

Con este panorama, los sectores con mayor cierre de empresas fueron: Comercio (1.576), principalmente el detallista, así como Otras actividades de servicios (699), donde una gran proporción de cierres corresponde a peluquerías; le sigue, Alojamiento y servicios de comida (515), en su mayoría asociado a restaurantes y bares y, por último, Actividades artísticas, de entretenimiento y recreación (372), relacionadas generalmente con juegos de azar y apuestas. Estos sectores agruparon el 72% del total de empresas liquidadas y también gran parte del empleo perdido. Las actividades de Educación y Explotación de minas y canteras fueron los que presentaron un mayor incremento en el cierre de empresas y otra gran parte de los desempleados se ubicó en las Actividades financieras y de seguros, Construcción e Industria. En cuanto al turismo las actividades más afectadas fueron el alojamiento en hoteles, restaurantes, bares, alquiler de vehículos y actividades de reservas.

En el Centro Histórico de Cartagena que también abarca los barrios de La Matuna, San Diego y Getsemaní, cerraron 222 empresas que generaban alrededor de 280 empleos y contaban con más de $6,9 mil millones en activos. De hecho, la zona turística de la ciudad concentrada en la localidad 1, Histórica y del Caribe Norte, es la más afectada.

Tejido empresarial activo

De acuerdo con la información suministrada por el CEDEC, el número de comerciantes principales activos en la jurisdicción de la CCC se redujo más de la mitad, pasando de 32.848 en enero a agosto de 2019 a 14.973 en igual periodo de 2020. La mayor reducción se presentó en el número de micro y pequeñas empresas.

En Cartagena, el tejido empresarial está conformado por 12.596 empresas, que generan 103.937 empleos y $29 billones de ingresos por ventas.

Los sectores que presentaron mayor disminución en el número de comerciantes principales activos fueron actividades recreativas, de entretenimiento y recreación con una caída del 86%, seguido por construcción, educación, explotación de minas y canteras; otras actividades de servicios; actividades profesionales, científicas y técnicas, y por último transporte y almacenamiento, con reducciones cercanas al 60% en su stock de empresas activas.

Todas las apuestas productivas en la ciudad evidenciaron cifras a la baja, principalmente, la de logístico portuario, con un descenso de 45% en el empleo y 40% en los ingresos.

En el Centro Histórico, el tejido empresarial activo se redujo en 65%, el empleo 47% y los ingresos 41%.

Es importante, señalar que el tejido empresarial surge del stock de empresas existentes y el movimiento neto empresarial entre la entrada de nuevas empresas y el cierre de estas, y se considera como activo a todo comerciante que renovó su matrícula mercantil a la última vigencia más los nuevos matriculados.

Fin del comunicado

Anterior

Siguiente

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *