Programas Sociales

  • IMPLEMENTACIÓN DEL PROGRAMA DE FORMACIÓN DE CONCILIADORES EN EQUIDAD CON EL ACOMPAÑAMIENTO DEL MINISTERIO DE JUSTICIA Y DEL DERECHO
  • PROGRAMAS DE MEDIACIÓN ESCOLAR PARA RESOLVER CONFLICTOS EN EL ÁMBITO EDUCATIVO

Programas Sociales

El Programa de Mediación Escolar tiene la principal pretensión de Implementar una estrategia para la solución pacífica de conflictos en el ámbito escolar a partir de la mediación como alternativa de convivencia pacífica. En este sentido los objetivos específicos de este Programa, se traduce en:

  • Brindar insumos conceptuales, logísticos y administrativos, para el desarrollo de la mediación escolar, representados en el entrenamiento y materiales para el tutor, los conciliadores y los alumnos del grupo objetivo.
  • Ofrecer entrenamiento especializado en el tema para tutores mediadores.
  • Trabajo coordinado y enriquecimiento de experiencias a nivel nacional.
  • Asesorar la instalación y puesta en marcha del programa.
  • Generar procesos de evaluación que identifican esquemas de mejoramiento al programa.
  • Comprometer a la comunidad educativa de los colegios participantes en la construcción de una cultura para la solución mediada de los conflictos.
  • Diseñar de estrategias para el manejo del conflicto escolar, a partir de la formación de conciliadores e implementar de centros de mediación escolar.
  • Motivar a través de un reconocimiento a las instituciones educativas que sobresalgan en la prestación del servicio de conciliación escolar.
  • Acompañamiento del P. E. I de cada colegio en el compromiso de formación exigido por el Ministerio de Educación.
  • Formar en habilidades sociales a los alumnos del grupo objetivo, que redundara en el desarrollo de su inteligencia emocional.

Programas de valores para niños, niñas y adolescentes en la prevención de conflictos comunitarios de todo tipo

  • Formación en valores para niños, niñas y adolescentes.

¿Por qué formar en valores?

 

Porque son principios que guían la conducta de las personas y se encuentran influenciados por la propia sociedad. Fortaleciendo valores como la responsabilidad, el respeto, solidaridad, honestidad, amistad, la cooperación y el amor entre otros, podemos ayudar a los actores sociales de la comunidad educativa a asumir actitudes que prevengan el abuso y la explotación sexual infantil.

Para que una persona llegue a incorporarse como miembro de la sociedad necesita aprender una serie de conocimientos, valores y formas de comportarse, que le permitan desenvolverse adecuadamente en el grupo social.

Los valores, forman parte de la cultura de una comunidad o de un grupo social y se expresan en una serie de normas y costumbres que son compartidas por los miembros que pertenecen a ese grupo.

Los valores se aprenden y es en las etapas del desarrollo del niño en edad escolar, específicamente desde el periodo sensitivo (5 – 6 años), donde se inicia la formación en valores ya que desde pequeños aprenden a valorar unas cosas u otras dependiendo de cómo las valoran los adultos más próximos. Los padres, por tanto, tienen un papel de crucial importancia en la transmisión de los valores a los hijos. Con su ejemplo y con sus normas les enseñan lo que es verdaderamente importante y cómo comportarse para alcanzarlo. Lógicamente, a medida que el niño crece, el aprendizaje de estos valores se verá reforzado o debilitado en función de sus experiencias y de un contacto más extenso con la sociedad en general.

Con valores los niños, niñas y/o adolescente, poseen la factibilidad de generar una relación positiva con los demás, facilitando la participación en la sociedad, estableciendo relaciones sociales motivadas por el aprecio y el respeto mutuo, no por la imposición de ideas o intereses. Este aprecio y respeto a otros incluye, naturalmente, el valor y respeto hacia sí mismos lo que hace más probable la obtención de los beneficios que puede reportar las  relaciones sociales (comprensión, ayuda, afecto, amistad, sentido de pertenencia a un grupo, seguridad, etc.).

Programas de participación cuidadana y acceso a la justicia

  • Jornadas gratuitas de arbitraje y conciliación 

Cada año, el Centro de Arbitraje y Conciliación le apuesta a las Jornadas Gratuitas de Conciliación, las convocadas por el Ministerio de Justicia y del Derecho y las lideradas por la Cámara de Comercio de Cartagena.

Dicha apuesta se adelanta por la proyección social que caracteriza al Centro de Arbitraje y Conciliación y por el estricto cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 41 de la Ley 640 de 2001.

Bajo ese contexto, a lo largo de varios años, se han desarrollado más de 30 jornadas gratuitas que han beneficiado de manera directa a la ciudadanía cartagenera, específicamente a aquellas que hacen parte de los estratos 1, 2 y 3; grupos minoritarios; población vulnerable; jóvenes y adultos mayores.

Así mismo se han llevado a cabo Jornadas Gratuitas en municipios que hacen parte de la jurisdicción de la Cámara de Comercio de Cartagena, como lo son San Juan Nepomuceno, Carmen de Bolívar y  Turbaco.

  • Capacitaciones en MASC y acceso a la administración de justicia

El Centro de Arbitraje y Conciliación contempla en su programa anual de educación continuada en mecanismos alternativos de solución de conflictos, y bajo los parámetros de la ley, cursos, seminarios, pasantías, diplomados y especializaciones, ofrecidos directamente o en convenio con Entidades educativas, dirigidos a sus funcionarios, a los conciliadores, árbitros y secretarios de Tribunales de las listas oficiales y a la comunidad en general, con el propósito de mantener una formación constante e integral para la consolidación de una cultura de paz.

Programas de convivencia comunitaria, ciudadana, social o empresarial

En atención a la alta conflictividad que se vive en Cartagena y el alto desconocimiento de los MASC, hace más 7 años la Cámara de Comercio de Cartagena a través de su Centro de Arbitraje y Conciliación viene desarrollando en las comunidades programas de mediación en diversos ámbitos, con el fin de contribuir al mejoramiento de la convivencia en la ciudad, los cuales se realizan siempre en alianza con autoridades o empresas locales.